Discurso de Bienvenida 2011

“Evangelizamos educando y educamos evangelizando”

“El Pardo es: estudio, orden, disciplina, tecnología y educación en valores”

Dignas autoridades que nos honran hoy con su presencia, hermanos de comunidad, señores directivos, maestros, señores padres de familia, ex alumnos, y estimados alumnos ¡sean todos bien venidos!

Hoy es un día muy especial para todo el país, y lo es más para el colegio Manuel Pardo, pues cientos de niños y niñas regresan al colegio. Nuestras aulas, pasillos y patios se llenan de color, de alegría y esperanza. Pues, ustedes, alumnos manuelpardinos, son el alma de nuestra casa de estudio.

A propósito del inicio de las labores escolares hay que decir que la educación es un campo fascinante y al mismo tiempo un espacio lleno de  retos. Los mismos que asumimos con mucha responsabilidad porque entendemos que la educación es un servicio orientado a la formación de la persona. El contexto en el cual educamos hoy es muy especial, vivimos en la era del conocimiento;  la misma que ha ido transformando el modo de concebir el mundo, las relaciones humanas y el propio conocimiento, pero sobre todo, ha ido cambiado la concepción de la educación.

El colegio Manuel Pardo es una Institución educativa con una larga trayectoria,  que orienta sus fuerzas a dar una formación integral: humanista, científica, tecnológica y cristiana; según la espiritualidad de San  Vicente de Paúl sintetizada en el Saber, Amar y Evangelizar. “En nuestra casa de estudios “evangelizamos educando y educamos evangelizando”.

Señores padres de familia agradecemos la confianza depositada una vez más en nuestra Institución educativa. Nuestra respuesta a esa confianza depositada en nosotros será la  de formar alumnos con una gran  capacidad de liderazgo, personas autónomas y capaces de trabajar en equipo, críticos, creativos  e investigadores desde nuestra óptica cristiana.

El colegio Manuel Pardo es Patrimonio Cultural de Lambayeque. Esta denominación es el resultado de una historia gloriosa y responsable en su tarea educativa. La prueba de todo ello es el éxito alcanzado por cientos de ex alumnos que destacan en el mundo académico, político, empresarial, militar, pero sobre todo, que destacan como personas de bien en la sociedad. Estimados alumnos ustedes están construyendo no sólo su propia historia, sino que construyen también la historia de nuestra Institución del presente y del futuro. Por ello quiero que comprendan que el colegio Manuel es: estudio, orden, disciplina, tecnología y educación en valores.

Como es sabido por todos, el país tiene como uno de sus peores males, la debilitación de la vivencia de valores. En ese sentido, nuestro colegio les ofrece a todos ustedes alumnos una fuente de valores que se inspiran en el evangelio. Sí, la educación en el colegio es una educación integral, cuidamos la formación de la mente, pero sobre todo, la formación del espíritu. Comprendemos que no puede haber un ser humano cabal sin una referencia a la trascendencia.

Nuestro colegio será exigente en lo académico. Pues, queremos alumnos exitosos en cualquier lugar que la vida los lleve. Para formar alumnos exitosos requerimos un poco de orden y disciplina. Señores padres de familia, nosotros colaboramos con la educación de sus hijos, pero los formadores primeros e indispensables son ustedes. Les pedimos que caminemos en la misma dirección. Seamos exigentes, pongamos orden en casa, seamos disciplinados, entonces el aporte que nos toca como educadores será trascendente.

Estimado alumno te invito a descubrir el gran potencial que hay dentro de ti para ser un gran estudiante y una gran persona. Tus maestros (as) se han preparado intensamente para ayudarte a dar lo mejor de ti, pero nada de eso será posible si tú no pones de tu parte. Quiero tener el gusto y la alegría de felicitarte por todos tus logros al final del año. ¡Tú puedes! Sé bueno (a). Te  invito a hacer de tu colegio, un verdadero “Hogar para todos”. Respeta las diferencias de tus compañeros (as). Las diferencias, no solo nos indican que somos únicos, sino que cuando mostramos apertura, ellas nos enriquecerán mucho.

Estimados maestros, como Jesús, somos sembradores. Imitemos de él su capacidad en el arte de enseñar, de escuchar, de exponer las ideas, de pensar antes de reaccionar. Jesús despertó una especial  sed de sabiduría en sus discípulos y los vacunó contra el virus de la  competencia destructora, contra el individualismo, la intolerancia; por el contrario, fomentó en ellos la cooperación, la solidaridad, la capacidad de perdón y el anhelo de trascendencia.  Como maestros cristianos asumimos el encargo de ser sembradores de la fe, sembradores del amor a Jesús y el amor a los pobres desde las distintas asignaturas que enseñamos. Han sido llamados  a formar la mente, el corazón, el alma y el espíritu, no lo olvidemos. Apasiona a tus alumnos por el aprendizaje.   ¡Maestro (a) deja huella en tus alumnos, de modo que los alumnos dejen huella en ti! Pues,  un “Maestro que destaca forma a un  alumno triunfador”.

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer el trabajo del P. Segundo Arana al frente de la Dirección del colegio, la cual hoy me honro en presidir, del mismo modo el aporte del P. Walther Crespo al frente de la Dirección espiritual del colegio. Y cómo dejar de reconocer públicamente el trabajo de los integrantes de la Asociación de padres de familia que lideraron la construcción de los modernos ambientes del nivel inicial, los mismos que hoy albergan a 170 niños de tres, cuatro y cinco años. Gracias señores padres de familia por su apoyo.  Aprovecho también la ocasión para darles la bienvenida a los nuevos integrantes de la APAFA 2011. Les deseamos un año lleno de logros en favor de nuestros niños.

Feliz estadía para los 1800 alumnos en los tres niveles académicos que recibe este año el colegio. Gracias a todo el personal por su entrega y dedicación, y a la comunidad padres vicentinos por su apoyo y dedicación. Nos encomendamos todos a Dios y la virgen de la Medalla Milagrosa para que el trabajo de este año sea muy fructífero.

Muchas gracias.

 

P. Ricardo Cruz H.
Director 

Los comentarios están cerrados.